18 septiembre 2019


La sede de PAMI de Caseros reabrió sus puertas tras la renovación edilicia

El intendente Diego Valenzuela y el director ejecutivo de PAMI, Sergio Cassinotti, presentaron las remodelaciones internas y externas que se hicieron en el edificio ubicado en Juan Bautista Alberdi 4645.


La sede de PAMI de Caseros (Alberdi 4645) fue renovada completamente para ofrecer mejores condiciones e infraestructura en la atención de los jubilados. La agencia es una de las tres más grandes del país con más de 54 mil afiliados. Jubilados y jubiladas ya pueden acercarse de lunes a viernes de 7.30 a 14 horas.

Las mejoras de este edificio que estaba deteriorado fueron presentadas por autoridades del lugar, el intendente Diego Valenzuela y Sergio Cassinotti, que es el director ejecutivo de PAMI. El proyecto de remodelación se realizó durante dos meses y contempló pintura externa e interna, cambio de iluminación obsoleta a las luces LED, realización de baños y baños adaptados a nuevo, nuevos aires frío calor, cambio de mobiliario, renovación de cableado de red y eléctricos más seguros y modernos.

“En tres años y medio se consiguió lo que parecía imposible y llevaba años de reclamos”, expresó Hugo Pérez Rojas, el jefe de la agencia de Caseros. Además, agregó: “Se cumplió con lo prometido por el intendente y su equipo de gestionar para mejorar, en este caso, la calidad de atención de los adultos mayores”. “Hace unos meses habíamos dado un gran paso con la apertura de la sede de Ciudadela”, sostuvo el intendente Valenzuela. “Pudimos descentralizar el servicio y atender a nuestros jubilados de manera más rápida y eficiente”, concluyó.

De esta manera, las dos sedes de PAMI que hay en Tres de Febrero ya están en pleno funcionamiento nuevamente. La de Ciudadela (25 de Mayo 138), que atiende de lunes a viernes de 7.30 a 14 horas, fue inaugurada este año tras una gestión entre la Municipalidad y Cassinotti.

Esta acción fue como respuesta a un pedido que venían realizando vecinos y vecinas desde hace 15 años y benefició a unos 15.000 afiliados que ahora se pueden tener una agencia cerca de sus domicilios. Gracias a todos estos avances, se ha mejorado notoriamente la calidad de atención: antes había una demora de más de 2 horas y media mientras que ahora se bajó el promedio a 20 minutos.