En el marco de un operativo municipal, se encontraron alrededor de 20 personas que realizaban presunto trabajo esclavo y vivían en condiciones de hacinamiento.

La Municipalidad de Tres de Febrero llevó adelante un operativo que permitió fiscalizar y desarticular dos talleres de costura clandestinos en la calle Maipú, en Ciudadela, donde se encontraron alrededor de 20 personas que trabajaban en condiciones de escasa higiene y de hacinamiento. De la fiscalización participaron el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM), el Comando de Patrullas y la Subsecretaría de Fiscalización y Control.

“Los resultados fueron exitosos gracias al trabajo coordinado con las diversas áreas gubernamentales. Las mafias no son bienvenidas en nuestro municipio”, aseguró Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero.

La identificación de ambos lugares se realizó en el marco del relevamiento y detección de establecimientos clandestinos que lleva adelante la Municipalidad y se confirmó que ninguno estaba habilitado para confección y que tampoco tenían empleados registrados. Todo lo producido se destinaba y vendía en el mercado negro de indumentaria.

Tres de Febrero ya realizó la denuncia ante la Oficina Provincial de Lucha contra la Trata de Personas, que se encargará de tramitar la causa con la Fiscalía correspondiente

“Estos talleres llevan miedo, inseguridad y violencia a los barrios. Estamos del lado de la legalidad y no vamos a permitir que se vulnere la dignidad de nadie ni sus derechos laborales», cerró Valenzuela.