El 15-06-2019 a las 20:00 hasta el 16-06-2019 a las 16:00


Concierto nórdico


El sábado 15 de junio a las 20 horas en el Cine Teatro Paramount (3 de Febrero 2561, Caseros) y el domingo 16 de junio a las 15 en la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes (Avenida La Plata 3757, Santos Lugares)

El conjunto dirigido por Javier Más contará con Guadalupe Planes (flauta traversa) como solisla Orquesta Sinfónica Municipal de Tres de Febrero presenta un recorrido musical por los compositores de Escandinavia.ta.

Programa:

Jean Sibelius – Finlandia: Vals Triste, Op 44., de Kuolema

Carl Nielsen – Dinamarca: concierto para flauta y orquesta CNW 42
I Allegro Moderato
II Allegretto
Solista: Guadalupe Planes (integrante Orquesta Sinfonica Municipal)

Edvard Grieg – Noruega: Suite “De los tiempos de Holberg” Op. 40
I Preludio
I Sarabanda
III Gavota
IV Aria
V Rigaudon

Sobre las obras:

Vals triste, Op. 44, Nº 1: es una obra orquestal corta en forma de vals compuesta por Jean Sibelius. Originalmente fue parte de la música incidental que compuso para la obra de teatro Kuolema (Muerte) de su cuñado Arvid Järnefelt, pero es mucho más conocida como pieza de concierto aparte. Sibelius escribió seis piezas para la producción de Kuolema del 2 de diciembre de 1903. La primera fue titulada Tempo di valse lente – poco risoluto. En 1904 revisó la pieza, que se interpretó en Helsinki el 25 de abril de ese año como Valse triste. Fue un éxito instantáneo de público, tomó vida propia y sigue siendo una de las piezas características de Sibelius.

Concierto para flauta y orquesta CNW 42: en 1921, Nielsen escuchó al Copenhagen Wind Quintet mientras ensayaba música de Mozart y quedó impresionado por la belleza tonal y la musicalidad del grupo. En ese momento escribió su quinteto de viento para ese conjunto. El último movimiento es un tema y variaciones que representan en la música a las personalidades de los cinco ejecutantes y sus respectivos instrumentos, en gran medida a la manera en que Elgar interpretó a sus amigos en las Variaciones Enigma. Prometió que escribiría un concierto para cada miembro del quinteto, y comenzó con el flautista Holger Gilbert-Jespersen (1890-1975). Como resultado de su mala salud solo pudo completar un concierto más antes de su muerte: el concierto para el clarinetista del grupo, Aage Oxenvad, en 1928.
Nielsen comenzó a trabajar en el concierto de flauta mientras viajaba por Alemania e Italia en agosto de 1926, con la intención de que se presentara en París en un concierto dedicado a cuatro de sus obras el 21 de octubre. Como resultado de una prolongada enfermedad estomacal no completó el trabajo a tiempo y tuvo que componer un final provisorio. La obra fue recibida en forma positiva en su estreno en la Maison Gaveau.
No fue hasta el 25 de enero de 1927 que se realizó la primera versión completa en la Music Society de Copenhague. El concierto de flauta se ha convertido en parte del repertorio internacional de todos los flautistas. Representa un avance importante en el estilo tradicional del Concierto para Violín de Nielsen, refleja las tendencias modernistas de la década de 1920 y carece de estabilidad tonal. El trabajo es generalmente de estilo neoclásico, pero incluye solo dos movimientos en lugar de tres, como en la forma de concierto clásico.
Los pasajes en solitario, los diálogos entre flauta solista y orquesta y una conversación entre el clarinete y el fagot caracterizan la música del primer movimiento. Después de una interrupción inesperada del trombón del bajo, la flauta se destaca con un tema de cantabile en Mi mayor. Una cadencia orquestal regresa a los temas de apertura antes de terminar tranquilamente.
Nielsen describe la apertura del segundo movimiento de “un poco de maldad en algunas notas tocadas por la orquesta, pero la atmósfera se relaja rápidamente de nuevo y cuando la flauta solista entra, lo hace con una inocencia infantil”. El inicio melodioso del movimiento fluctúa entre Allegretto y Adagio antes de establecerse en una variación de Tempo di marcia en la apertura melódica. El trombón del bajo introduce una serie de intervenciones lúdicas, que finaliza el trabajo.

La Suite Holberg, Op. 40, subtitulada “Suite al viejo estilo”: es una suite de cinco movimientos basada en formas de la danza barroca, compuesta por Edvard Grieg en 1884 para celebrar el 200 aniversario del nacimiento del escritor Ludvig Holberg. Es un ejemplo de la música del siglo XIX que hacía uso de estilos y formas del siglo anterior.
La Suite Holberg se compuso originalmente para piano, pero un año más tarde fue adaptada para orquesta de cuerda. La suite se compone de una introducción y un conjunto de danzas. Se trata de uno de los primeros ensayos neoclasicistas, un intento de los varios que hubo en tiempos de Grieg de remedar la música de la época de Holberg. Aun cuando no es tan famosa como Peer Gynt, interpretada normalmente dividida en dos suites, muchos críticos la estiman de igual mérito.