El 28-07-2017 a las 19:00 hasta el 01-09-2017 a las 18:00


Muestra “A través” en Caseros


El viernes 28 de julio a las 19 horas se inaugurará la muestra de la artista plástica Mariela Monjes Aréjola en la Sala de Exposiciones del HCD (Alberdi 4840) con entrada libre y gratuita.

La muestra “A través” se podrá visitar hasta el viernes 1 de septiembre y el café cultural será el martes 15 de agosto a las 18 horas, en la misma sala del Concejo. Monjes Aréjola nació en Asunción, la capital de la República del Paraguay, y actualmente reside en la localidad de Martín Coronado, en donde también clases de dibujo y pintura. Sus primeras experiencias en la plástica surgen a los seis años, de la mano de Haydeé García, profesora de dibujo y pintura de Caseros. A los 12 años llega al taller de Carmen González Machado, en donde intensifica sus conocimientos y sigue experimentando, reafirmando su vocación. De allí en más sigue su camino por la plástica y desde el 200 es discípula de Ponciano Cárdenas Canedo, maestro y referente en su oficio. Sus obras se encuentran en galerías de Buenos Aires y Paraguay.

Relato Curatorial

La mirada del artista suele ser un prisma confiable con el que se observa la realidad. A través de los tiempos han sido los artistas los que se han adelantado en el camino aventurando un seguro porvenir o los que con más crudeza y tino reflexionaron sobre el pasado y sus circunstancias, sirviéndose para ello de múltiples lenguajes.

Tal como sugiere Mariela Monges Aréjola, Augusto Roa Bastos es el escritor más importante de la República del Paraguay, su tierra, y uno de los escritores más destacados de la literatura latinoamericana. Es él quien despierta en ella, a través de sus palabras que son los pinceles de su mundo interior, la imperiosa necesidad de acercar al espectador la idiosincrasia de un pueblo que, también a través del dolor, descubre su fortaleza y evidencia el espíritu de un tiempo que marcó hasta hoy la identidad de su país.

Roa Bastos no sólo narra los sucesos de una época, sino que plasma perfectamente el alma del Paraguay, escribiendo como un pintor pinta un cuadro, como Monges Aréjola también lo hace. Es su objetivo llevar al mundo la calidez de una cultura, hacer conocer sus colores, sus paisajes, sus olores y sonidos valiéndose en esta oportunidad de los textos de “Hijo de Hombre”, la primera novela del célebre escritor ganador del Premio Cervantes en 1989, que fuera publicada en 1960 y considerada una obra fundamental de la literatura latinoamericana, integrante de la trilogía que se completa con “Yo el Supremo” (1974) y “El fiscal” (1993). La obra de Roa Bastos sirve de disparador a la inspiración de la artista a través de la paleta, porque no sólo se ve, se huele y se escucha con los ojos, la nariz y los oídos, pues eso es, a la postre, lo menos comprometido.

En sus propias palabras la autora nos dice: “Deseo que los sentidos surjan desde el interior de cada ser al contemplar el misterio que del arte emerge cuando se gesta genuinamente y con pasión, desde adentro hacia afuera, como si fuera una criatura. Por eso los invito a sumergirse en esa misteriosa selva. En esos naranjas penetrantes, en ese dolor profundo que se reinventa y transforma en lo maravilloso de la naturaleza”.